Histórico y Monumental

Histórico y Monumental

Muxía es piedra. Muxía es historia. Muxía es rural. Su rico patrimonio histórico y monumental se combina con su extensa arquitectura popular ligada la gran mayoría al trabajo en el campo. El patrimonio muxián está lleno de santuarios, iglesias, áreas recreativas, miradores, eras, cobertizos, hórreos, cruceiros, molinos y hornos.

Muxía no se entiende sin el Santuario de A Barca y las Piedras de su entorno. Este es el lugar donde la Virgen llegó en una barca para dar ánimos al Apostol Santiago. A lo largo de los siglos han sido objeto de culto mágico-religioso y de veneración para los miles y miles de peregrinos que recorren el Camino Xacobeo de Santiago a Muxía – Fisterra.

Pero la historia de A Costa da Morte tiene como referente Moraime.

La iglesia románica de San Xiao de Moraime, del siglo XII, declarada conjunto histórico-artístico, es el resto de un antiguo monasterio benedectino. La donación de Alfonso V en 1119 lo hizo posible allí donde ya existía una antigua ermita arrasada por los normandos y los musulmanes.

Otros monumentos de interés:
San Cristovo da Nemiña
San Martiño de Ozón
Santa Leocadia de Frixe
Santa María de Morquintián

También es de visita obligada la iglesia parroquial de Santa María de Muxía, sobre unas piedras y bajo la protección del Monte Corpiño en el extremo norte de la villa. El Códice de Sobrado dos Monxes en 1176 ya hace referencia a ella. Fernando II, rey de Galicia y de León, le concede los derechos sobre Muxía (Portum de Mogia) al abad del monasterio de Sobrado.

Menú